Los amos del mundo



ISBN: 978-84-9041-208-4

6,00 €
Impuestos incluidos
Nos morimos, y lo que dejamos para la eternidad son éstos. Éstos son los amos del mundo. Durante el tiempo que nos es concedido , creemos, -como Miguel, el protagonista de esta historia-, ser nosotros  los amos del mundo, pero sólo los objetos tienen en su esencia ese halo de permanencia.
Cantidad
Últimas unidades en stock

  • Paga de forma segura en nuestra tienda con tarjeta, transferencia o contrareembolso Paga de forma segura en nuestra tienda con tarjeta, transferencia o contrareembolso
  • Realizamos envíos a todo el mundo. Selecciona tu forma de envío en el proceso de compra. Realizamos envíos a todo el mundo. Selecciona tu forma de envío en el proceso de compra.
  • Dispones de 15 días para tramitar cualquier devolución. Consulta condiciones. Dispones de 15 días para tramitar cualquier devolución. Consulta condiciones.

Cuando visité Pompeya, me impactaron los cuerpos convertidos en esculturas que retratan el momento justo en el que el cuerpo deja de ser carne viva, carne en movimiento para convertirse en objeto perenne.                       A través de los cuerpos-objeto pompeyanos y de los objetos mismos (el botijo, el escudo...) el guía nos explica cómo vivían nuestros antepasados, sin embargo, la ausencia de vida y la visión de una muerte terrorífica se imponen, y no dejo de pensar en que lo único que sobrevive al tiempo son los objetos.                                     Nos morimos, y lo que dejamos para la eternidad son éstos. Éstos son los amos del mundo. Durante el tiempo que nos es concedido , creemos, -como Miguel, el protagonista de esta historia-, ser nosotros  los amos del mundo, pero sólo los objetos tienen en su esencia ese halo de permanencia. Ellos son los que se quedan para contarle la historia a los que vengan más adelante.                                                                                       No dejo de pensar en que no puede ser así y para reconfortarme, imagino que la única manera de ser, es arropado por la multitud. La multitud es el único motor generador de algo, es en esa multitud en donde se puede encontrar la fuerza y el poder de ser los amos del mundo,es esa multitud la que encontramos en el teatro.           Aún dentro del delirio de nuestra época, marcado por la omnipresencia del dinero, debemos concienciarnos de que no somos, ni seremos jamás los amos del mundo.Morimos.

978-84-9041-208-4

Ficha técnica

Editorial
Centro de Documentación Teatral

16 otros productos en la misma categoría: