Miguel Will



ISBN: 84-8048-322-9

6,00 €
Impuestos incluidos
Cantidad
Últimas unidades en stock

  • Paga de forma segura en nuestra tienda con tarjeta, transferencia o contrareembolso Paga de forma segura en nuestra tienda con tarjeta, transferencia o contrareembolso
  • Realizamos envíos a todo el mundo. Selecciona tu forma de envío en el proceso de compra. Realizamos envíos a todo el mundo. Selecciona tu forma de envío en el proceso de compra.
  • Dispones de 15 días para tramitar cualquier devolución. Consulta condiciones. Dispones de 15 días para tramitar cualquier devolución. Consulta condiciones.

¿Existe algo que William Shakespeare no pueda conseguir, en lo que a teatro se refiere?

Sí: Shakespeare no puede conseguir que el teatro no sea teatro. Y si nuetro autor no lo sabía está a punto de averiguarlo. El genial dramaturgo se inspira en uno de los capítulos del Quijote, del no menos genial novelista Miguel de Cervantes, para escribir la obra "Cardenio", que se representará como es usual en el teatro de El Globo, en Londres, propiedad de su compañía de actores.
El problema surge cuando Don Quijote se resiste a subir a escena; para representarlo a la perfección se necesitaría un actor que al mismo tiempo hiciera de noble y de bufón, una convinación exacta de elevados ideales y errores estúpidos. Y el autor de Hamlet llega a esta amarga conclusión; que en el teatro no todo es posible; que existen personajes y situaciones que, debido a las convenciones de la escena, no pueden representarse. No se trata de un problema de esfuerzo o imaginación; es casi un obstáculo físico, como pretender atravesar un espejo... ¿O no? ¿Y si hubiese alguna forma de lograr que un personaje fuera noble y buzón a la vez? ¿Y si la ambigüedad pudiera ser representable? ¿Y si pudiéramos atravesar el espejo...? Y lo último, pero no menos importante ¿podemos acometer esta empresa sin enloquecer?
Para Shakespeare la respuesta es "Miguel Will". Y tras numerosos disparates, no pocas discusiones y absurdas aventuras que cada vez se parecen más a las del personaje que tanta dificultad le está costando, nuestro autor pretenderá que Miguel Willsea también la respuesta del público. Pero si la respuesta es errónea, Shakespeare no se hace responsable en su lejana tumba de Stratford -tampoco, por supuesto, Miguel de Cervantes-: el único responsable soy yo, José Carlos Somoza.
Y aclarada esta única certidumbre, ya podemos comenzar con la ambigüedad.


 
PERSONAJES:
Wiliam Shakespeare
Richard Burbage
John Heminge
Henry Condell
John Rice
John Lowin
Alexander Cooke
John Fletcher
Criada
Criado
Actores-Reflejos
Cervantes-Reflejo y Cervantes-Onírico
Voces de público

Personajes Obra 1

Personajes9
Hombres9
Mujeres0
84-8048-322-9

Ficha técnica

Editorial
Iberautor Promociones Culturales S.L.
Personajes
9
Personajes Masculinos
9

16 otros productos en la misma categoría: