El eco de las voces



ISBN: 978-84-87731-89-1

17,85 €
Impuestos incluidos
Cantidad
No hay suficientes productos en stock


  • Paga de forma segura en nuestra tienda con tarjeta, transferencia o contrareembolso Paga de forma segura en nuestra tienda con tarjeta, transferencia o contrareembolso
  • Realizamos envíos a todo el mundo. Selecciona tu forma de envío en el proceso de compra. Realizamos envíos a todo el mundo. Selecciona tu forma de envío en el proceso de compra.
  • Dispones de 15 días para tramitar cualquier devolución. Consulta condiciones. Dispones de 15 días para tramitar cualquier devolución. Consulta condiciones.

Hace unos meses el Centro de Documentación Teatral (INAEM, Ministerio de Cultura) publicó en formato CD-ROM un bello archivo de voces de la escena, desde Tota Alba en adelante. Un título con mucho sentido a partir de la poesía: El Eco de las voces. Y se subtitula "Fonoteca del teatro, vol. 1". Qué suerte, esto promete, va a haber más volúmenes.

Se trata de fragmentos de funciones de las que se nos da cumplida cuenta, y no va más allá de los años sesenta del siglo XX porque, sencillamente, no hay documentos sonoros suficientes. El contenido es de una musicalidad irresistible. Cómicos en el teatro, solos o con otros. Voces recientes, voces clásicas, voces legendarias. Algunas dirán poco a los más jóvenes, pero fueron sencillamente magistrales. Pienso en Cándida Losada, una actriz impresionante de hermosa dicción (eso que ahora parece desdeñarse porque... hay que ser naturales, caramba) a la que recuerdo, electrizado, en La casa de Bernarda Alba que montó Bardem en el desaparecido Teatro Cómico, creo que en 1964, y allí había jóvenes como Julieta Serrano y Alicia Hermida, y veteranas como María Francés.

Desfilan por este CD-ROM unas cien voces, poco menos. Entre los desaparecidos, voces que pertenecieron a brillantes talentos de nuestro teatro: José María Rodero, Luis Prendes, Ana Mariscal, Guillermo Marín, Luisa Sala, Antonio Garisa, Fernando Fernán Gómez, Antonio Ferrándiz, Francisco Pierrá... y los digo según me vienen, y faltan muchos, pero son demasiados para relacionarlos todos. En cuanto a los que felizmente todavía están ahí, prefiero no hacer distinciones ahora, por mucho que tenga uno sus preferencias. Estas cien voces tienen intervenciones breves, pero sus evocaciones son intensas.

Cada fragmento es para disfrutarlo. No hay que atiborrarse de tanta evocación, basta una tanda de cuatro, cinco momentos cada vez para recordar o reconocer lo que es la magia del buen teatro. Esta publicación es una muestra más de la altura de las ya numerosas publicaciones del Centro de Documentación Teatral que dirige Julio Huélamo.

978-84-87731-89-1

Ficha técnica

Editorial
Centro de Documentación Teatral

16 otros productos en la misma categoría: