Categorías

Editoriales

Newsletter

Roberto Arlt. Teatro completo

Roberto Arlt

Disponibilidad: Este producto ya no está en stock


Indicarme cuando esté disponible

20,00 €

Tomo IV, Obras, del Teatro Completo de Roberto Arlt

"El teatro de Arlt es y será válido porque crea formas que expresan una concepción del mundo reveladora de la situación del hombre atrapado en el gargantón de la entreguerra 1918-1939" Mirta Arlt
"Y él y a no quería hacer novelas, sino teatro. Me lo confió más de una vez" Pascual Nacaratti
"Durante doce años de desesperada lucha por imponer un teatro de arte en Buenos Aires, tuvimos a Roberto Arlt de nuestro lado. Empezó su vinculación con nuestra compañía con el estreno de 300.000.000, obra magnifica, rebosante de fantasía y de humanidad. Después le estrenamos Saverio el cruel, La isla desierta, Africa, La fiesta del hierro. Era un suceso estrenarlo. Los actores se divenían tanto como los espectadores" Leónidas Barletta
"Discutir sobre lo que podría haber escrito Arlt más allá de 1942 nos llevaría a una. discusión escolástica. Empero, es posible suponer que a los cuarenta y dos años, y con toda su experiencia literaria a cuestas, habría dado lo que en pocos momentos de su obra se advierte: un ímpetu creativo refinado por su propio y sistemático
cuestionamiento" F. J. Solero
"El bodrio eterno con su italiano eterno, su gallego eterno y su ruso eterno... y el compadrito de arrabal que no emociona a nadie porque lo ha sustituido el ultramoderno pistolero con su fusil ametralladora" Roberto Arlt
"Diez años de producción teatral, de 1932 al 42, subrayan el desplazamiento del centro de gravedad -desde la narrativa a la dramaturgia-, superpuesto con los últimos años de la vida de Arlt y con un contexto legítimamente definido como década infame. Teatro y fraude electoral; exasperaciones personales y reglas genéricas, y la realidad penetrada por la farsa generalizada" David Viñas

Roberto Godofredo Christophersen Arlt (1900- 1942), nace en Buenos Aires el 2 de Abril del año 1900 en el seno de una familia humilde de inmigrantes. Su infancia fue difícil y poco venturosa; creció en el barrio de Flores entre carencias materiales y los azotes que le propugnaba su padre alemán. Expulsado de la escuela primaria, donde cursó hasta el tercer grado, pasa a la escuela de mecánica de la armada donde corre igual suerte. Al mismo tiempo comienza a desempeñarse en varios oficios: como el personaje de la que sería su primera novela, Arlt es dependiente de librería. También se ocupa como mecánico, aprendiz de hojalatero y corredor de artículos varios. Vagabundea y frecuenta bibliotecas de barrio donde recorre la literatura de folletín.
A los 16 años Alrt abandona definitivamente su hogar y parte hacia Córdoba, ciudad en la cual, cuatro años más tarde, desposa a Carmen, su primera mujer. Con la dote matrimonial, emprende diversos negocios que fracasan uno tras otro. Arlt vuelve entonces a Buenos Aires con su mujer, una hija y el manuscrito de su primera novela: El juguete Rabioso.

Una vez instalado, intenta sin éxito publicarla en la editorial Claridad, muy cercana al grupo de la calle Boedo, al tiempo que trabaja como secretario de Ricardo Güiraldes. Será él, el encargado de pulir el lenguaje de Arlt y conducir su energía expresiva, así como de corregir sus faltas de ortografía. Finalmente, en 1926 junto con la primera edición de Don Segundo Sombra, aparece El juguete Rabioso: Arlt irrumpe en la narrativa argentina moderna.

Roberto Arlt fue un personaje extravagante: su formación provino de sus recorridos por las calles de Buenos Aires, del barullo de los cafés y de sus amigos, según sus propias palabras: "rufianes, maleantes y falsificadores". Su repertorio literario era más bien heterogéneo: Baudelaire, Novalis, José Ingenieros, Gorki; sus libros de cabecera fueron las obras de Bernal Díaz del Castillo, Pío Baroja y Dostoievsky. Aunque solía asistir a las reuniones del grupo literario de la calle Boedo, se mantuvo al margen de las disputas con el grupo de la calle Florida.

Su obra no tuvo una buena acogida por sus contemporáneos: ignorada por la crítica esteticista, representada por el grupo de la calle Florida y rechazada por la izquierda que le reprochaba su desdén hacia las reivindicaciones sociales. La crítica sólo encontró en él a un escritor que no dominaba la lengua, que tenía errores de escritura y fallas en las técnicas narrativas. Sin embargo Roberto Arlt supo develar los móviles que llevan al hombre urbano a la locura, la traición y el suicidio así como trazar la fisonomía de una ciudad, Buenos Aires, y sus personajes.

En su primera novela, El juguete rabioso (1927), desarrolla el tema de la traición de Silvio, un joven que denuncia a sus compañeros en un robo, por el simple gusto de quedar bien con la clase burguesa que en el fondo odia. La obra expone el conflicto sin pretender soluciones sociales y haciendo a un lado toda perspectiva moralizante o didáctica.

Será con la publicación de su segunda novela, Los siete Locos (1929), que Arlt logre cierto reconocimiento al recibir el tercer premio municipal. Su continuación, Los Lanzallamas (1931) completa un conjunto que ha sido puesto en relación paralela a Los poseídos de F. Dostoievsky.

Después de la muerte de su tutor y amigo Ricardo Güiraldes, Arlt se dedica al periodismo: pasa por la revista Don Goyo –que dirigía Conrado Nalé Roxlo- y luego por el diario Crítica como cronista de policiales. Finalmente, el diario "El mundo", donde publica las "Aguafuertes" será el sitio de su desempeño más brillante como cronista de Buenos Aires. Los trabajos periodísticos de Arlt fueron publicados durante su vida bajo el título de Aguafuertes porteñas (1933) y Aguafuertes españolas (1936); breves crónicas urbanas que captan, con lenguaje mordaz y directo, los relieves de la vida cotidiana en la ciudad.

Alrededor del año 1932, Arlt comienza a escribir teatro y los mismos temas que reflejaban sus novelas aparecen ahora en sus obras dramáticas. El Teatro del Pueblo se transforma entonces en el escenario de almas fracasadas, degradadas e insatisfechas, sombras de la ciudad, que pueblan la vida y el imaginario de Arlt.

Tras un viaje a España y Marruecos como corresponsal de "El Mundo" y de regreso en la Argentina, Arlt retoma su vieja afición de inventor – figura que además, asume como paradigma del hombre libre- y lleva adelante un emprendimiento de galvanización de medias. Aunque deposita sus esperanzas en este proyecto, las cosas no mejoran: tras una larga enfermedad, Carmen, su esposa, muere en 1940. Elizabeth Shine será su segunda esposa por unos escasos dos años. El 26 de julio de 1942, volviendo a la madrugada de un ensayo en el Teatro del Pueblo, Roberto Arlt muere víctima de un ataque cardíaco.

Novelista, cuentista, dramaturgo y periodista argentino, Roberto Arlt se revela en el horizonte de la narrativa argentina moderna como una vigorosa figura, precursora de la novela urbana y cuya obra descubre a través de personajes atormentados, el dolor, la angustia, y el drama del hombre de las grandes ciudades. Su estilo logrado a golpe de letra, incorpora el lunfardo y el habla de los distintos medios sociales; la frase esta desprovista de cualquier adorno, es breve, aguda y tiene el don de penetrar en el fondo del personaje, en ocasiones con punzante humorismo.

"Se dice de mí que escribo mal. Es posible. De cualquier manera, no tendría dificultad en citar a numerosa gente que escribe bien y a quienes únicamente leen correctos miembros de su familia."

La impotencia frente a la sociedad burguesa que recorre los personajes de Roberto Arlt no se traduce en rebeldía de clase sino en el enfrentamiento mutuo de hombres infelices y desposeídos por igual. Los personajes de Arlt no se convierten en revolucionarios, sino que se vuelven rufianes, asesinos o delatores. El realismo metafísico la respuesta a un mundo de posguerra que ha abandonado las esperanzas humanitarias y los sueños de progreso del siglo XIX. Arlt escribe desde dentro de la realidad social explorando los contornos difusos y las zonas menos iluminadas de una Buenos Aires aluvional y en constante cambio.

Incluye:

Trescientos millones (1932)  // La juerga de los polichinelas (1934) // Un hombre sensible (1934) // Saverio el cruel (1936) // Fabricantes de fantasmas (1936) // La isla desierta (1937) // Africa (1938) // Separación feroz (1938) // La fiesta del hierro (1940) // Prueba de amor (1947) // El desierto entra a la ciudad (1953) // 

Opiniones de otros amigos