Nuevo Esto no es teatro Ver más grande

Esto no es teatro

Hernán Gené

Nuevo

Tres propuestas gozosas de leer, pero que esperan, exigen, demandan, que alguien, además del propio Hernán Gené, las convierta en teatro invistiéndolas de “forma escénica”. Un drama intrateatral de indagación poética y psicológica sobre la vulnerabilidad de la condición del actor (Mutis); una comedia clownesca que revisa y disecciona varias de las obras emblemáticas del más célebre dramaturgo isabelino (Desmontando a Shakespeare); y un experimento teatral, al límite del absurdo, sobre el tiempo, la ficción y la realidad (El gato que salta y el gato que cae)...

Más detalles

14,00 € impuestos incl.

Más información

Esto no es teatro. Hernán Gené gusta de cultivar la paradoja y de provocar un medido desconcierto, y así lo prueba, una vez más, el título con el que ha bautizado este volumen.

Cuando René Magritte creó su famosísima y esmerada serie de cuadros en los que aparece la imagen de una pipa y la frase Esto no es una pipa (Ceci n’est pas une pipe), serie pictórica sobre la que tanto se ha hablado y escrito -y se sigue haciendo-, su autor estaba enunciando una obviedad: evidentemente, su obra no era una pipa, sino la imagen, la representación de una pipa. Pero tal obviedad ha inducido -e induce- a todo el arte contemporáneo a reflexionar sobre la imagen pictórica y su relación con el contexto y el espectador.

Con parecida ironía conceptual, desde el mismo título del libro, Hernán Gené nos advierte que las tres piezas de su autoría incluidas en él aún no son teatro, sino -todavía- textos, literatura. Él sabe que no lo serán hasta que, merced a un cúmulo de esfuerzos y talentos coordinados de director, intérpretes y demás colaboradores técnicos y artísticos, cada texto sea convertido en “hecho escénico”; esto es, en hecho vivo ofrecido sobre un escenario a la percepción de otros. Porque “teatro”, según indica su etimología, sólo es lo que es exhibido y ofrecido por alguien y visto y percibido por otros.

Tres textos, pues, pero rebosantes de posibilidades teatrales, como ya ha demostrado el mismo Gené al ponerlos en escena. Tres textos muy diversos en forma y contenido, pero con un denominador común: de diferente forma y con distintos métodos y estilos, en todos ellos irrumpe la realidad y se juega con el tiempo para hacernos conscientes, en algún momento de su desarrollo, del aquí y ahora de nosotros y de nuestro entorno. Hernán Gené, con mano de orfebre, rompe la ficción de la cuarta pared, interpela al público, recurre al absurdo, utiliza el drama o el humor desbordante y maneja con maestría el más excelso sentido poético o el incisivo apunte crítico.

Tres textos en busca de actores y director. Tres propuestas gozosas de leer, pero que esperan, exigen, demandan, que alguien, además del propio Hernán Gené, las convierta en teatro invistiéndolas de “forma escénica”. Un drama intrateatral de indagación poética y psicológica sobre la vulnerabilidad de la condición del actor (Mutis); una comedia clownesca que revisa y disecciona varias de las obras emblemáticas del más célebre dramaturgo isabelino (Desmontando a Shakespeare); y un experimento teatral, al límite del absurdo, sobre el tiempo, la ficción y la realidad (El gato que salta y el gato que cae). Tres creaciones -rabiosamente contemporáneas- con un recorrido emocional en el que se entrecruzan, convergen y divergen el humor, el amor y el dolor en afinado concierto, y en las que, en todo momento, reina la palabra y brilla la inteligencia.   

El prólogo ha corrido a cargo de Jorge Dubatti, y también han colaborado con sus palabras Joaquín Hinojosa, Fernando Sánchez-Cabezudo, Viviana López Doynel y Esther Acevedo.